El día que Antonio Puerta hizo grande al Sevilla F.C. 27 del 27

Si la vida fuese algo más justa o quizá sencillamente un poco menos injusta, el protagonista de este gran gol que valía una final europea para el Sevilla dedicaría hoy unos minutos de su tiempo para rememorarlo. Quizá con su mujer, quizá con su hijo Aitor, al que nunca llegó a conocer, quizá con algún medio local, quién sabe en realidad, Antonio Puerta se sentaría a recordar entre sonrisas esa infernal presión de estar a las puertas de ganar un gran trofeo, ese duro Schalke 04 con Kevin Kuranyi, Asamoah o Poulsen, esos 190 minutos de eliminatoria sin un sólo gol en el marcador, ese balón colgado por un jovencísimo Jesús Navas, o sólo Dios sabe por qué, su decisión de empalmar el balón de primeras, con una fe infinita que esperaba una justa recompensa.

Hace hoy exactamente nueve años el Sevilla F.C se volvió un equipo grande. Antonio Puerta, con el dorsal 27 a la espalda en un 27 de abril de 2006, enchufaba un auténtico golazo en las semifinales de la antaño Copa de la UEFA (Y así debería seguir llamándose…), y con él gol el equipo sevillano ponía rumbo a Eindhoven en donde aguardaba su primer gran título europeo de la historia. Trece días después lo lograba en un soberbio partido contra el Middlesbrough inglés por un inapelable 4-0. Puerta sólo jugaría cinco minutos aquel partido pero su contribución ya estaba hecha. Desde aquel entonces, siete Títulos incluyendo aquella UEFA y otras dos más. Un año después y tras otra gesta del Sevilla, esta vez en Octavos de Final frente al Shakhtar Donetsk, y que rememoramos ya en este post, Antonio Puerta, ya con su mítico dorsal 16 y de titular indiscutible, levantó la segunda Copa. En aquella época, la llegada de Juande Ramos al banquillo blanquirrojo junto a la aparición de grandes canteranos como Jesús Navas o el propio Puerta y fichajes de perfil bajo que con el tiempo se revelaron fundamentales como Kanouté, Luís Fabiano, Dani Alves o Christian Poulsen, formó un equipo que estaba preparado para tocar cotas muy altas.

Sin pretenderlo, Puerta hizo del Sevilla un equipo ganador con una inercia que aún hoy continúa. Hace menos de una semana el Equipo volvió a hacer de las suyas y es que seguirles en sus periplos por la Europa League regala buenos momentos de fútbol para los aficionados a esto de la pelota esférica pero seguro que le quita años de vida y le añade canas a los propios aficionados sevillistas. Cómo si no iba a pasar la eliminatoria el equipo de Nervión si no es con sufrimiento, dejándose remontar para en el último suspiro sacar la suerte del campeón y levantar el partido y el camino a la siguiente ronda. En esta ocasión fue Kevin Gameiro el protagonista, lo mismo que Palop en su día, Mbia… y el propio Puerta que ya no está aquí para verlo pero que decidió hacerse su propio hueco cuando aun no era más que un canterano con ganas de comerse el mundo. Ese zurdazo al palo largo fue y sigue siendo historia viva.

DAVID ABELLÁN FERNÁNDEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s