Cuando el rugby se convirtió en algo más. La haka All Black

Son el orgullo de una nación. La expresión perfecta de que el rugby es más de lo que se ve. De que es muchísimo más que eso. Es un color que inspira muchos sentimientos: temor, respeto, admiración. El color negro, el negro más absoluto, según dicen para guardar luto por su rival. Y un símbolo, el helecho plateado en el pecho. Muchas, muchas defensas han retrocedido impotentes frente a su avance. Se trata de los All Blacks, la Selección de rugby de Nueva Zelanda, el mejor equipo de rugby del mundo y presumiblemente de la historia del deporte oval salvo honrosas y esporádicas excepciones.

De por sí gozan de fama mundial y son el máximo referente rugbístico. Han ganado dos Mundiales (1987 y 2011) y once veces el Tri Nations, de diecisiete ocasiones. Si su palmarés no es mayor es porque hay que entender que en el rugby, a excepción del Seis Naciones, los grandes torneos mundiales se disputan desde hace apenas veinticinco años. Cosas del amateurismo  que distinguió a este deporte durante décadas.

Pero lo que sí distingue a los All Black amén de su leyenda victoriosa que daría perfectamente para varios artículos en este blog, es su danza por excelencia, algo que no es exclusivo suyo pero los identifica enormemente: la Haka.

¿Qué es la Haka? La Haka trasciende en realidad al rugby. No es un invento deportivo para asustar al rival sino más bien a la inversa. Es una importante tradición maorí que el rugby ha tenido a bien respetar y honrar representándose antes de cada partido.

La palabra Haka hace referencia genérica a una danza tribal maorí, es decir, hakas existen varias. Incluso los All Blacks representan dos danzas distintas como veremos más adelante. Henare Teowai, un maestro reconocido de la técnica del haka fue preguntado en su lecho de muerte: “¿Qué es el arte del haka?”. Y él respondió: “Kia korero te katoa o te Tinana” que significa “El cuerpo entero debe hablar”. En efecto, el haka es una composición que se interpreta con las manos, los pies, las piernas, el cuerpo, la voz, la lengua y los ojos. Todos juegan un papel importante. Es disciplinado pero tremendamente emocional. Más que cualquier otro aspecto de la cultura maorí, esta compleja danza es una expresión de la pasión, el vigor y la identidad de la raza. Para ellos es un mensaje del alma que se expresa mediante gestos y palabras.

No se trata, como suele afirmarse normalmente, de una danza de guerra interpretada exclusivamente por hombres. Hay danzas maorís interpretadas por mujeres, grupos mixtos e incluso niños y pueden realizarse por muchos motivos: por diversión, como una calurosa bienvenida a invitados, reconocer grandes logros o incluso funerales. La danza llamada peruperu sí que tiene carácter guerrero. Se realizaba originalmente por los guerreros antes de una batalla mostrando su fuerza y ​​su destreza con el fin de intimidar al enemigo.

El “Ka Mate” es la tradicional danza maorí que interpretan los All Blacks desde hace un siglo. Se dice que fue compuesta alrededor del año 1820 por Te Rauparaha jefe de la Toarangatira Ngati (Ngati Toa-), una rama de la tribu Tainui, que habitó en Kawhia, al norte de Waikato en Nueva Zelanda. “Ka mate! Ka Mate!” habrían sido sus palabras tras esconderse de sus enemigos.

El origen de su utilización por los All Blacks se remonta al año 1888 cuando un combinado de jugadores neozelandeses realizó una gira por Gran Bretaña de exhibición representándola antes de los partidos aunque no era originalmente el mencionado Ka Mate. Fue ya en 1905 cuando la verdadera Selección original de Nueva Zelanda disputó sus primeros partidos oficiales representando la haka Ka Mate. De hecho, es en esa gira donde se acuña el nombre de “All Blacks” y lucen la vestimenta negra con el helecho plateado en el pecho. La Haka fue interpretada desde entonces antes de cada partido adquiriendo notable fama en las distintas giras realizadas por terreno británico, francés o australiano en las primeras décadas del Siglo XX.

El Ka Mate no es una danza de guerra. Es más, hasta los años 90, esta haka representada por los jugadores terminaba con un salto con los brazos en jarra, típico gesto de una danza maorí bélica. Ello irritaba a los puristas del haka así que se ordenó dejar de hacerlo. De hecho, su interpretación ha sufrido cambios a lo largo del tiempo para hacerla más impresionante o apropiada para el rugby.

Actualmente se representa así. Siempre hay un jugador de ascendencia maorí que lleva la voz cantante. Una vez formados los jugadores, dice lo siguiente:

kia rite! kia rite! Prepárense! prepárense!
kia mau, hi! Manos en la cadera, doblen las rodillas
Tinga ringa pakia Golpeen los muslos con las manos
Waewae takahia kia kino nei hoki Golpeen el suelo con los pies lo más fuerte que puedan!
kia kino nei hoki Lo más fuerte que podamos

Y cuando todos los jugadores están en posición, comienza la danza. Como ya he dicho, se trata de una combinación de gestos y palabras. Dice así (La traducción es siempre aproximada aunque la que recoge Wikipedia es la mejor que he encontrado):

Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora! ¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo!
Ka mate! Ka mate! Ka ora! Ka ora! ¡Muero! ¡Muero! ¡Vivo! ¡Vivo!
Tenei te tangata puhuru huru Se trata de los hombres greñudos
Nana nei i tiki mai que fueron a buscar el sol
Whakawhiti te ra Y lo hicieron brillar otra vez
A upa….ne! Ka upa…ne! ¡Un paso hacia adelante! ¡Otro paso hacia adelante!
A upane kaupane whiti te ra! ¡Un paso hacia adelante, Otro hacia adelante….el Sol brilla!
Hi! Atrás

Uno de los secretos más celosamente guardados por la Selección de Nueva Zelanda se desveló el 29 de agosto de 2005. En el primer partido del Tri Nations frente a Sudáfrica en Carisbrook, Dunedin, los All Blacks interpretaron su nueva haka llamada “Kapa o Pango” con el genial centro neozelandés  Tana Umaga como maestro de ceremonia.

Esta nueva versión es fruto de una discusión interna acerca de lo que significa ser un All Black. El equipo vio en el Kapa o Pango una forma de ampliar su propia tradición y realizar una contribución a su propio patrimonio. El nuevo Haka tiene algunos elementos polinesios, más adecuado a la composición actual del equipo que cuenta con miembros con ascendencia de las islas del Pacífico.

Fue escrita por Derek Lardelli miembro del clan Ngati Porou y perfeccionado durante un año por numerosos expertos en la cultura maorí. Celebra la tierra de Nueva Zelanda, el helecho de plata y sus guerreros All Black. No sustituye al Ka Mate sino que sirve como complemento.

Su letra dice así:

Kapa o Pango kia whakawhenua au i ahau! All Blacks, déjame ser uno con la tierra
Hī aue, hī!    
Ko Aotearoa e ngunguru nei!   Esta es mi tierra, que vibra
Au, au, aue hā!   ¡Es mi hora! ¡Mi momento!
Ko Kapa o Pango e ngunguru nei!   Esto nos define como All Blacks
Au, au, aue hā!   ¡Es mi hora! ¡Mi momento!
I āhahā!
Ka tū te ihiihi Nuestro dominio,
Ka tū te wanawana   Nuestra supremacía triunfará.
Ki runga ki te rangi e tū iho nei, tū iho nei, hī!   Y llegará a lo más alto.
Ponga rā!   ¡Helecho Plateado!
Kapa o Pango, aue hī!   ¡All Blacks!
Ponga rā!   ¡Helecho Plateado!
Kapa o Pango, aue hī, hā!   ¡All Blacks!

Esta nueva danza ha suscitado algunas polémicas por su marcado carácter agresivo y el gesto final parecido a degollar a alguien con el dedo. La NZRU, después de estudiarlo llegó a la conclusión de que en la cultura maorí ese gesto tiene un significado completamente distinto. Se trataría del dibujo del “hauora”, el aliento de vida en el corazón y los pulmones. En todo caso, el gesto fue retirado en 2007 y vuelto a utilizar posteriormente en otros tests.

No quiero entrar demasiado en este post a valorar la utilidad o pertinencia de representar la haka antes de un partido, o si es un gesto de falta de respeto al adversario. Opiniones ha habido bastante y de todos los colores. Para mi gusto se trata de un gesto único en el deporte y acorde al espíritu que quieren transmitir los All Blacks en el terreno de juego donde además jamás decepcionan a nadie.

En ocasiones son desafiados  por los rivales tal y como ocurrió en 1989 en Lansdowne Road frente a Irlanda o con Francia en los Mundiales de 2007 y 2011. Quedó grabada en la retina del aficionado la cara desafiante del gigantón francés Sebastian Chabal durante la representación de la Haka.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s