El Manchester United vence pero no convence

manchester_united_squad_black_white_background_download_hd_wallpaper-1024x576

Ha faltado un pelo pero lo han conseguido. Finalmente el Manchester United se ha colado en los cuartos de final de la Champions con muchísimos apuros. Y es que no hay demasiado que celebrar la verdad. Que no se me malinterprete pero el equipo sigue vagando como un pulpo en medio del desierto. En esta ocasión, el pulpo Red, se ha salvado remojándose en un arrollo pero en cuanto salga recordará que sigue en mitad de las dunas y que el chapuzón ha sido poco más que una aspirina infantil.

Anoche por lo menos pesó algo que la gente muchas veces desmiente o no valora en su justa medida y es, la mística de una competición como la Copa de Europa. La afición de Old Trafford lo entendió y llenó el estadio, y los jugadores lo comprendieron y se pusieron el mono de trabajo. Para muestra un botón, Ryan Giggs con cuarenta años de edad y ciento cincuenta partidos de Champions a sus espaldas (¡que barbaridad!), apuntaló el centro del campo junto a Michael Carrick. Y es que el partido fue simplemente eso, aseado, mágico en cuanto al resultado pues no en vano es la segunda vez que ocurre una remontada así en esta fase de competición, y superlativo en cuanto a Robin van Persie el cual ultimamente no estaba pero sí se le esperaba. Y poco más.

Lo cierto también es que el Olympiakos defraudó y mucho. La garra de la ida se debió quedar en el avión o Michel desde el banquillo quizá no supo gestionarla convirtiendo al equipo en un cordero con piel de cordero. Es verdad que De Gea neutralizó cualquier opción real que tuvieron los griegos pero sabían perfectamente que un gol en Old Trafford les hacía polvo a los ingleses y apenas lo intentaron. Otra vez será.

Por desgracia para el United la realidad sigue siendo la misma pero con una eliminatoria extra por delante que muchos no firmaban hace veinticuatro horas. Y es que esta nave sin rumbo tiene un claro protagonista desde el banquillo que es David Moyes. Difícil es sustituir al insustituible Sir Alex Ferguson pero tampoco nadie le pide que lo haga. Sin embargo, algo ha fallado aquí. Decir que el Manchester es un equipo grande ahora es mentirse a sí mismo en grado sumo. La plantilla no es ni de lejos de las más competitivas de Inglaterra y ya no digamos de Europa pero el año pasado ganaban la Premier League con suficiente autoridad. Por tanto algo no se está gestionando bien. Seguramente la política de fichajes está teniendo mucho que ver. Falló el United contratando a Fellaini en verano teniendo atado a Ander Herrera y “falló”, si es que ese calificativo puede imponerse a este jugador, fichando a Juan Mata y no cubriendo las carencias de un equipo que asusta arriba y llega a gatito lindo abajo. Arriba Van Persie y Rooney son incuestionables con un Wellbeck que gana enteros por momentos. Un poco más atrás el precoz Januzaj sorprende cada día y la calidad y talento de Mata está fuera de toda duda. Pero a partir de ahí el United muere desangrado lentamente con un Fellaini que no juega en la demarcación que debería y se desaprovecha su talento y un Ryan Giggs de cuarenta años que todavía da lecciones de fútbol porque no le queda otra que tirar de galones. Porque detrás, llega la verdadera oscuridad: Cleverley, Fletcher, Smalling, Nani o Carrick y una defensa que hace aguas con dos grandes centrales pasados de fecha: Ferdinand que poco recuerda ya aquel jugador más caro de la historia de la Premier y Nemanja Vidic que además abandona la nave en verano para recalar en las filas del Inter de Milan.

Moyes tuvo la oportunidad de buscar alternativas razonables y no lo hizo. Se planteó a Cesc, a Ander Herrera o Tony Kroos y la cosa se quedó en Fellaini que era su jugador fetiche en el Everton. Y en invierno, cuando pudo tapar agujeros tampoco lo hizo fichando a Mata que si bien se coloca entre los mejores jugadores de la plantilla, viene a cubrir un puesto ya cubierto en las alas con Valencia, Januzaj o Ashley Young. Y el resto del tiempo parece que se dedica a probar cosas al tuntún, dejando una sensación de descontrol indigno de un United e indigno incluso de él mismo que venía de firmar brillantes resultados con el equipo del Merseyside. Pero tiene tiempo (algo que en España sería impensable con esos resultados), experiencia, y medios para conseguirlo. Sin embargo, por el bien de la Institución el cambio deberá llegar cuanto antes.

David-Moyes_3046058

DAVID ABELLÁN FERNÁNDEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s