Ralph Sampson: De más a menos

2073654_crop_650x440

Hablar de Ralph Sampson es hablar de una las carreras más raras que se han visto en la NBA, de un jugador que prometía dominar la liga y que, poco a poco, su carrera fue a menos llegando a su ocaso total.

Ralph Sampson (7 de Julio de 1960) nació en Virginia y su carrera empezaría en la Universidad de la misma ciudad. Se dice que Sampson llego a crecer la friolera de 40 centimetros en tres años (esto no se sabe con exactitud), pero lo seguro es que su tope fue de 224 centímetros. Su altura, unido a que botaba, corría y tiraba como un alero, hacía de él un jugador imparable. Así, llegó a ganar tres veces seguidas el premio del jugador del año por la ACC (1981, 1982 y 1983).

Su carrera universitaria, unida a la tendencia de los equipos NBA a elegir pívots (debido a la creencia, ya no tan habitual, de que los pívots hacen dinastías) hicieron que Sampson fuera elegido en el número 1 del Draft de 1983 por los Houston Rockets. Su primer año seria un éxito, siendo el Rookie del Año con unas medias de 20 puntos y 11 rebotes por partido.

Ralph-SampsonAl año siguiente, los Rockets tuvieron la suerte de poder elegir nuevamente el número 1 del Draft de 1984, que sería Akeem Olajuwon (todavía sin H), con el que formaría una dupleta conocida como “Las Torres Gemelas” en las que Olajuwon, jugador más interior, jugaba de 5, y Sampson, aún con sus 2’24 pero con una gran movilidad, jugaba de 4. Esta pareja causó sensación en la NBA dominando ambas pinturas. Llegaron a ser All-Star y Ralph Sampson ganaría el MVP del All-Stars de 1985.

Su momento culmen llegaría en 1986, cuando pasarían a las Finales NBA tras eliminar a los Lakers de Magic, Worthy y Abdul-Jabbar, en un quinto partido en el que, tras la expulsión de Olajuwon, Sampson asumió toda la responsabilidad, anotando todos los puntos de su equipo en los minutos finales y la canasta decisiva sobre la bocina para vencer a los Lakers 4-1 en el Forum. Ya en las Finales, los Celtics serían mucho equipo para unos Rockets todavía muy jóvenes.

Sin embargo, y extrañamente, aquí empezaría el declive de Ralph Sampson. En la siguiente temporada, debido a problemas de tobillos y de rodilla, solo llegaría a jugar 40 partidos y sus medias bajarían a 15 puntos y 8 rebotes. Su “regularidad” con las lesiones y el hecho de que el físico impidiese a un jugador de 2’24 dentro de la zona llevaron a los dirigentes de los Rockets a un traspaso que llevaría a Sampson a Golden State Warriors, donde la temporada 88-89 apenas promediaría 6 puntos y 4 rebotes.

Las dos siguientes temporadas serían en Sacramento (4 puntos y 3 rebotes de media en la primera, 3 puntos y 4 rebotes en la siguiente) y su última temporada NBA sería en Washington, con 10 partidos en los que promedió 2 puntos y 3 rebotes.

Ralph Sampson UnicajaSin ya ofertas en la NBA, Sampson vino a jugar a España. Así, el Caja Ronda (actual Unicaja y que ya financiaba al equipo) le ofreció un contrato de 200.000 dolares en 1992. Sin embargo, tras jugar 8 partidos, el Caja Ronda asumió el fracaso de su contratación (7 puntos, 7 rebotes, 1 tapón, para una valoración de 4 en 28 minutos de media) y le cortaron. Su carrera terminaría en China jugando para el Rockford Lightning.

Así, un jugador que había sido tres veces All-Star, una de ellas MVP, Rookie del Año, que llevó a su equipo a las Finales en 1986, que eliminó a los Lakers en su camino, poco a poco, tanto lesiones como por su cabeza, le llevaron de una más que prometedora carrera a ser uno de los mayores fracasos en la historia de la NBA.

JAVIER ALCANTARA TELLEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s