Pases Laterales. Cuando el Futbol Americano se mezcla con el Rugby

2

Puede que muchos de nuestros lectores ya lo sepan, pero para los que no, explicaré unas pequeñas reglas sobre fútbol americano que es necesario conocer para así poder entender la peculiaridad de las jugadas que vengo a comentar a continuación. En fútbol americano, antes de cada jugada, se establece una línea imaginaria de posesión, o línea de scrimmage, en el lugar del campo donde el jugador que llevaba la pelota ha llegado a detenerse, bien porque jugadores del equipo contrario le han placado, bien porque este ha salido del terreno de juego. Esta línea imaginaria determina el momento a partir del cuál ya no está permitido realizar un pase adelantado. Es decir, detrás de la línea imaginaria el quarterback o bien, y esto es importante ya que a veces se desconoce, cualquier otro jugador del equipo que tiene la posesión de la pelota, puede realizar un pase hacia alguno de sus compañeros que esté por delante de la línea de scrimmage. Una vez la pelota ha sobrepasado esta línea de scrimmage no cabe la posibilidad de realizar un nuevo pase hacia adelante. Sin embargo, y es aquí donde adquiere sentido este artículo, sí cabe la posibilidad de seguir pasando el balón, si bien, estos pases deberán realizarse hacia atrás, al modo en el que se realizan en el Rugby. El nombre que se le da a este tipo de pases es pases laterales. Es necesario recalcar que ver un pase lateral es muy extraño y su uso se ve restringido a situaciones de extrema urgencia, sobre todo en la última jugada y cuando el equipo que tiene control del balón va por debajo en el marcador.

La primera jugada que voy a comentar sucedió en 1985 en un partido colegial entre la Universidad de Stanford, apodados los Cardinals, y la Universidad de California Berkeley, más conocidos como los Bears. El quarterback de la Universidad de Stanford era John Elway, quien en un futuro sería nombrado para acceder al Hall of Fame por sus numerosas y destacadas actuaciones en la NFL. El partido cobraba especial importancia por la rivalidad que existe históricamente entre ambas universidades, además de ser una victoria de vital importancia para las aspiraciones de ambas escuadras de acceder a los distintos “Bowls”, o juegos de campeonato universitario. El marcador llegaba a los minutos finales con una ventaja de dos puntos a favor de los Bears, siendo de 19 – 17. Sin embargo, a ocho segundos del final, los Cardinals conseguían un gol de campo, que los situaba arriba por un punto, siendo el marcador de 20 – 19. Sin embargo, este gol de campo no había consumido todo el tiempo y en el reloj restaban cuatro segundos por jugar. Es decir, aún le quedaba un último suspiro a los Bears para intentar llevarse el partido. Los Cardinals pateaban desde el centro para dar el balón a los Bears y, tras capturar al jugador que portase el balón, habrían ganado el partido y accedido al campeonato universitario. Sin embargo, los Bears tenían otra idea en mente y pensaban arrebatar el partido a los Cardinals. Iban a recurrir a los pases laterales.

 La jugada es bastante increíble. Varias veces parecen estar a punto de ser placados los jugadores de los Bears pero en el último instante consiguen deshacerse del balón para dárselo a un compañero. Muchos defensas de los Cardinals, ante esta situación, no saben muy bien qué hacer ni a quién marcar, y lo que es peor, cuando creen que ya han placado al hombre que lleva el balón, se dan cuenta de que otro hombre está corriendo con el balón y es nuevamente placado, pero vuelve a soltar el balón y otro más consigue deshacerse de la defensa hasta ser placado, y así sucesivamente. Un total de cinco pases laterales fueron utilizados en esta jugada de manera satisfactoria. Si bien, la legalidad de esta jugada ha sido muchas veces discutida, nunca se ha llegado a una conclusión definitiva sobre si existió algún pase que no fuera del todo lateral y sí quizás un tanto adelantado. La conclusión de esta jugada es muy extraña puesto que la banda musical del equipo de los Cardinals accede al campo cuando el balón aún está en juego pensando que su equipo ya ha ganado el partido. Un hecho jocoso se da cuando el jugador de los Bears que hace touchdown, pasando incluso al lado de la banda musical, finalmente golpea con el balón a un integrante de dicha banda a modo de celebración, pero quizás también un poco a modo de burla.

Otra jugada parecida tuvo lugar en un partido de post temporada de la NFL disputado entre los Tennessee Titans y los Buffalo Bills en el año 2000. Después de un partido muy disputado, los Bills se hacían con una ventaja de un punto tras un gol de campo a falta de 16 segundos para que finalizara el partido y los Titans debían recibir la pelota para intentar dar la vuelta al marcador con el regreso de la patada. En esta jugada, sin embargo, únicamente tiene lugar un solo pase lateral, pero es, como se ha mencionado, tan inusual ver este tipo de jugadas que nadie en todo el Estadio, ni mucho menos la defensa de los Bills, se imaginaba que esto iba a suceder. De hecho, se puede apreciar como los Titans hacen creer a los Bills que retornarían la patada por un sector del campo y el otro queda totalmente despejado para que pueda correr por él el jugador de los Titans que recibe el pase lateral, hasta alcanzar la anotación y ganar el partido.

Y finalmente, el gran colofón a este repertorio de jugadas es la sucedida el 27 de octubre de 2007 entre dos equipos universitarios de la tercera división de futbol americano colegial, la Universidad de Trinity y el Colegio Millsaps. Estos últimos jugaban en casa y, a falta de dos segundos, estaban por delante en el marcador 24 a 22. Sin embargo, los jugadores de la Universidad de Trinity llevaron a cabo una de las jugadas más espectaculares que se puedan recordar en la historia del fútbol americano. En esta ocasión, la jugada no comienza en un retorno de patada, sino en una posición de ataque para la Universidad de Trinity. El quarterback realiza el pase adelantado, como sucedería en la amplia mayoría de jugadas que tienen lugar en fútbol americano, pero a continuación sucede lo que bien podría calificarse de locura. Un total de quince pases laterales entre jugadores que llegan incluso a tocar el balón más de una vez, algo totalmente inusual, hasta que finalmente llegan a la zona de anotación y consiguen ganar el partido. Ver para creer.

ANDER JAVIER AGUIRRE CARRION

Anuncios

2 thoughts on “Pases Laterales. Cuando el Futbol Americano se mezcla con el Rugby

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s