Earl Manigault: The Goat (La cabra)

7

Quizás el nombre de La Cabra no sea muy famoso para el aficionado europeo medio, sin embargo, para los aficionados americanos, es considerado uno de los mejores jugadores que ha dado EE.UU.

Earl Manigault (Charleston 7 de Septiembre de 1944 – Nueva York 15 de Mayo de 1998) fue un jugador de baloncesto callejero,  considerado por los aficionados como el mejor jugador que ha pisado la cancha de Rucker Park (mítica pista de “streetball”). Se le apodaba como The Goat (La Cabra), si bien no se sabe con exactitud el motivo u origen de este mote ya que algunos dicen que se le apodó así por su excepcional salto en vertical (1’35 metros), de la definición G.O.A.T (Greatest Of All Time – El mejor de todos los tiempos), o por el hecho de que un profesor suyo confundía su apellido (mani-goat).

Earl era el pequeño de nueve hermanos, y si bien nació en Charleston, su vida se desarrolló en el barrio de Harlem debido al traslado de su madre allí. En Harlem, Earl empezó a aficionarse al baloncesto, viendo y jugando en la mencionada pista de Rucker. Creciendo como jugador, se convirtió en líder de su equipo de instituto, Franklin High School.

Pero, a la par que daba un excepcional rendimiento en la pista, en el instituto empezó a tener sus primeros contactos con las drogas. Esto le llevó a ser expulsado y enviado a un instituto privado, donde terminó sus estudios. Las universidades más importantes le querían, pero él aceptó ir a la Johnson C. University, donde sólo aceptaban alumnos negros, pero las discusiones con su entrenador le llevaron a volver a Harlem. Una vez había regresado a New York, empezó la leyenda de The Goat en Rucker Park. Se dice que jugaba partidos sin parar, sin apenas descansar, y que incluso se llegaron a ver a más de 10.000 personas viendo partidos en los que jugaba The Goat.

THE GOAT

Gerald Green, en el último Concurso de Mates, intentó homenajear a La Cabra realizando un mate que lleva su firma, el doble mate. Consiste en machacar con una mano para, una vez realizado el mate, recoger con la otra mano el balón debajo de la red, y volver a machacar con esa mano. De igual modo, en el homenaje de los Lakers a Kareem Abdul-Jabbar, preguntado sobre cual era el mejor jugador al que se había enfrentado, no dudo en decir que “ese debería ser The Goat”.

Earl Manigault siguió viviendo en Harlem y allí sus problemas con las drogas se acentuaron. Se volvió un adicto a la heroína, siendo acusado y encarcelado en 1969 por posesión de drogas y también en 1977 por un atraco en el que intentaba conseguir dinero para droga. Tras salir esta segunda vez de la cárcel, Earl fue operado varias veces por problemas cardíacos (causados por su drogadicción) e intentó ayudar a jóvenes de Harlem para que no volvieran a repetir su error.

En 1998, en un estado físico ya muy malo, murió de un ataque al corazón.

La cadena HBO grabó una película sobre su vida “Rebound: The Legend of Earl “The Goat” Manigult”, la cual podemos encontrar colgada en Youtube:

JAVIER ALCÁNTARA TÉLLEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s